writings

2018 – 2019

Hoy desde el umbral de mí ventana, medito como fue este año para mí. En realidad no fue fácil. Fue algo frustrante y agobiador. Donde parte de mi pasado y futuro salieron a flote. ¿Porque mi pasado? -diran.

Pues sencillo, como todos en una parte de nuestras vidas tenemos problemas. No problemas normales del diario vivir. Es un mal momento que nos llena de confusión y nos lleva a cuestionarnos si es así como queremos vivir el resto de nuestra vida. Es cuando realmente tocas fondo, como un adicto a punto de morir de una sobredosis. Así es de fuerte el momento mas malo de tu existencia. Por qué ya no solo piensas en ti, ni en tu porvenir. Piensas en tu familia y si es lo que realmente quieres para ellos. donde las malas decisiones te dejaron de perseguir. Se te pararon de frente y te acorralaron riéndose de ti, diciendo como fue fácil encontrarte entre tantos. Donde entendiste que ceder todo el tiempo te llevo a mirar el abismo, como dice una cita de Friedrich Nietzsche “”El que lucha con monstruos debe tener cuidado para no resultar él un monstruo. Y si mucho miras a un abismo, el abismo concluirá por mirar dentro de ti“”.  Así se siente esa etapa en la cual estas en el piso. No sabes si levantarte o seguirte arrastrando. Aun sabiendo dentro que levantándote podrías continuar sin dolor mas si aun te arrastras, sigues hacia adelante pero duele mas.

Hoy tengo el futuro de frente. Donde se contesto mi pregunta. Donde después de tanto, aquí es donde tenia que llegar. Donde en mi tierra natal tuve tantos NO. Acá es donde encontré el SI. porque mi destino estaba acá y no allá. Tengo el futuro de frente y me anda observando. Aunque no sepa a donde me lleve aprendí que arrastrándome llego, caminando llego, pero si corro me voy a caer.

Ya han pasado 6 años de eso, parece que fue ayer. Tengo raíces, pero aun me falta podar las ramas. Nunca olvides los días malos pues de ellos aprendes a no volverlos a repetir.

 

Hasta la próxima.

Anuncios
writings

Hoy

Hoy es el momento de decir lo que sientes.  Hoy es el momento de transmitir todas tus ideas, mas lo que no te gusta y te desagrada. Hoy es el momento de decir basta de las criticas, basta de quitarte las ideas, basta de hacer lo que yo hago, basta de tratar de justificar, basta de pedir perdón y basta de pensar de lo que dirá la gente. 

Estas palabras que pueden resonar tu oído hoy. En muchos momentos de nuestra vida nos sentimos inconformes, insatisfechos y hasta molestos con uno mismo y con los demás. Esos sentimientos renacen ya sea con la familia, compañeros de trabajo y hasta con amigos cercanos. Hay veces que sientes que te roban el pensamiento, las esperanzas y hasta el aliento. Nos llenamos de pavor al no decir lo que sentimos y esos sentimientos se acumulan y se transforman en lo negativo que esta en tu vida. Simplemente por callar.

El silencio es un arma bien poderosa. Puede ser tu salvación y tu perdición. No dejes que tu silencio se acumule y se llene de resentimientos. Trata que tu silencio no te dañe mentalmente. Pues acumular pensamientos negativos no te ayuda a mejorar ningún área de tu vida. Ya sea profesional o social. Si tu silencio no te lastima es una victoria para ti. Pero si es todo lo contrario. No calles más. Se puede decir todo sin disculpas y sin sentirte mal. No te sientas culpable por decir lo que piensas. Siempre y cuando no ofendas a nadie. Ser amable y cortés nunca a pasado de moda. Si se ofenden el problema es de ellos. Vive tu vida sin disculpas. 

 

Hasta la próxima.

Grenthen M. Irizarry

writings

¿Como identificar las señales de lo negativo a tu alrededor? ¿Cómo se siente? ¿Cómo se trabaja? Y ¿Cómo las expulsas de tu vida?

Unas de mis peores cualidades es no saber olvidar. No soy una persona empática y tengo muy poco auto control. Han pasado largos meses en los cuales mi manera de pensar a cambiado drásticamente. Veo de manera diferente lo que quiero para mi vida, ya que ha cambiado mi entorno, al principio pensaba que estaba de paso. Como en los últimos 17 años. Que quizás iba a extrañar volver. Que volvería a mis raíces y seria feliz. Pero soy todo lo contrario. Que no dejo de ser quien soy. Pero estoy feliz de no estar en ese lugar.

Que después de tanto intentarlo, por fin se abre la puerta. Y en ese momento me percate de que me gusta la soledad. Me gusta que la hipocresía este lejos y que los falsos amigos no existan. Que el chisme desaparezca. Que la envidia puede estar cerca y lejos a la misma vez. Pero tengo la facilidad de verla mas claramente. Que he escuchado la miseria de otras personas que no son felices. Y en cuanto me preguntan, ¿como estoy? pues, no tengo nada que decir. Porque cada una de sus quejas me hace agradecer donde estoy hoy, me hace agradecer lo bonita que es la vida desde mi perspectiva. En vez de buscar el lado malo. Le he dado la vuelta para ver lo positivo y he pasado la pagina.

Decidí no seguir gente toxica y pesimista. Porque la negatividad se pega. De no hablar de mis planes con nadie, porque se aguan. Decidi seguir caminando. Que detrás de las personas que dicen, que es para “ayudarte”, esos tienen el pie puesto para verte caer. Y los expulse de mi vida.

Llego el momento que deje de hacer lo que me llenaba. Porque obtenía la negativa de los que estaban a mi alrededor, esos eran los mas que me hacían caer en el hoyo mental en el que estaba hundida. Deje de preocuparme de las cosas bonitas que me gustaban, de lo que deseaba tener y hacer. Y ahí es cuando te das cuenta que algo anda mal. Y tenia que descubrir que era. Para poderlo dejar atrás y volver a lo que me apasionaba hacer.

Hay “entornos negativos” llamémoslos así. Llenos de “copy paste”y esos son los mas que incomodan, los sientes. Son como una sombra detrás de tu imaginación. Tratando de robar lo que tienes para hacerlo de ellos. Lo único que no pueden copiar es la originalidad. Y cuando me detuve, se detuvo conmigo. Se acabo la competencia. En ese momento te das cuenta que puedes ver mas claramente lo bueno y lo malo que llega a tu vida, y como librarte de ella. ¿Como lo hice? Pare la comunicación, no deje de hacer lo que me gustaba. Simplemente deje de decirlo. Muchas veces las personas confunden esas palabras. Dejar de comunicarse, no es echar a un lado, no es dejar de hablar o mantener una relación cordial. Es simplemente no decirlo todo. En muchas conversaciones por los tonos de voz se conoce la envidia detrás de cada palabra. Y no solo la envidia, es la falta de apoyo o la negatividad al escuchar su respuesta a eso. Empieza a aprender a vivir para ti y no para los demás. Se irán muchas personas o “entornos” cuando te concentras en ti mismo. No te detengas, no te sientas mal y no pidas perdón por evolucionar.

Grenthen M. Irizarry

writings

Lapso

Un sobresalto cambio el rumbo de mis pensamientos. Estaba navegando en un mar tranquilo con mucha armonía. De repente una ola de pensamientos inundaron mi interior. Marcaron la ruta y la brújula comenzó a moverse rápidamente al son de los latidos de mi corazón.
De repente el silencio inundo el puente de mando. Un “hola” de ese pasajero atemorizado hizo que detuviera mis pensamientos. Baje el ancla, apague motores y solté el timón. Y me senté un momento a su lado. Ese pasajero temeroso y triste necesitaba mi atención. El movimiento fuerte de las olas había quebrantado su sueño. Y sentía los golpes de un mar enfurecido en su camarote. Trate de calmar su angustia diciéndole que todo estaba bien. Que no había nada de que preocuparse que solo era el mar abriéndonos paso en la ruta hacia donde nos dirigimos. Que pronto estaría en tierra firme y estará bien. El pasajero sin mas se fue. Y al abrir la puerta de mi puente de mando. Hay estaba el oficial a bordo. Tratando de disculparse por el entrometimiento del pasajero asustado. A lo cual le dije. No se preocupe, el hizo bien al sentirse preocupado. El oficial se sintió con ira y dice. Yo no me siento preocupado. La vida hay que tomarla rápido y sin miedos. Hay que adelantarse para no recibir sorpresas y falle al no darle el aviso a tiempo a usted, mi capitán. El oficial se retiro y me dirigí a mi puente de mando subí mi ancla, encendí los motores y continué mi marcha.

IMG_0469
Me sentía cansada en mi transcurso y decidí detener el curso por unas horas. Camine por la cubierta rumbo a la proa y mirando a lo lejos ese mar tranquilo me traía paz. Una paz inquebrantable que me hacia desear permanecer ahí de por vida. Una voz melodiosa sucumbió mi oído con un canto que me dejo anestesiada. Sentía todos mis sentidos y un aire denso a mi alrededor, la niebla estaba mas pesada y no se alcanzaba a ver nada. sentí un sueño profundo y me dormí.
Desperté en cubierta. Tratando de asimilar todo lo que me paso la noche anterior. Había dormido demasiado. Y todo mi ser no era lo que sentía ayer. Ese momento fue maravilloso. Pero aun así siento que no estoy en el mismo lugar. Corrí hacia mi puente de mando. Comencé mi marcha nuevamente, pero mi brújula no tenia rumbo. Parecía rota y no podía encontrar la razón por la cual estaba así. Estoy a la deriva, me siento perdida. Trate de calmar mi angustia y pensar. Mire hacia el cielo y vi el sol que me señalaba el camino. Sentí alivio, pero parece que no llegaba hacia ningún lado. Navegaba, navegaba y no encontré ningún punto de referencia. Cerré mis ojos. Deje mi espíritu salir de mi cuerpo, para buscar cual era el problema. Y encontré la verdad. En ese momento un viento fuerte rozo mi cuerpo y mi espíritu se fue disipando hacia el horizonte.

Grenthen M. Irizarry

( Imágen tomada de Google )

writings

Armazón

IMG_0256

He dado vueltas en el mismo lugar por mucho tiempo, sintiendo la frialdad a mi alrededor. He decidido desprender el hilo que sujeta mis manos y como arranco el que sujeta mis pies. Corto el listón sobrante para que no se encuentre de nuevo con la mano que lo sujetaba. Y voy caminando dando brincos de alegría. Sintiendo como el aire roza mi rostro. Me he enorgulleciendo de mi libertad. Esos hilos que me sujetaban ya no estan. Que me movían acorde de la voluntad de la mano que los aguantaba. Que me movía hacia donde tenia que ir, aunque no quisiera. Y que me hacia bailar a un ritmo, que yo no sentía. Era de trapo y liviana al compás de los hilos eosque me sostenían.

IMG_0250

Las marcas de los hilos siguen ahí. Pero me recuerda que no debo volver a ellos. Que no los necesito. Que me puedo mover a mi propio rumbo, que no necesito guía, ni alguien que me dirija. Que no necesito quedarme en el rincón. Esperando que me empujen hacia un lugar y que lo único que me impide moverme es mi propia esencia. Y si yo deseo solo descansar, solo lo tengo que hacer. Mi mente era una prisión, y los hilos eran mi voluntad, la cual estaba sujetada a los deseos de los demás. Solo porque yo lo permitía. Era un títere que manejaban a su antojo complaciendo caprichos, buscando encajar.

IMG_0254

Sí. Como una pieza de rompecabezas. Olvidando que si la pieza faltase, el juego no esta finalizado. Y en su ausencia la pieza faltante daña el juego.

IMG_0253

Una falacia? Puede ser. El mundo sigue rotando sobre su eje, con o sin ti. Pero dentro de nuestros mas profundos pensamientos ser útil es un logro a alcanzar. Muchos no lo logran. Se pierden en los sueños. Y se olvidan de las realidades. Se olvidan de vivir.

IMG_0251

Son como las olas del mar. Están en un vaivén eterno. Un ancla, Estancando su mente en un solo lugar. Se preocupan por el futuro olvidando un presente, que va pasando y no regresa.

 

Grenthen M. Irizarry

 

*imágenes tomadas de Google

 

writings

Ímpetu

Hoy buscaba momentos de soledad. Quizás no era lo que todos querían. Y decidí correr a donde pudiera ser yo misma. Buscaba la noción del tiempo para que me diera la oportunidad de escapar. Veía a los demás como extraños. No me dejaban caminar, la camisa de fuerza mental me apretaba.

IMG_1663

Daba todo aquello a cambio, de momentos solos con mi interior. Donde no pudiera escuchar las risas, las criticas, ni los pensamientos de los demás. Que solo pudiera escuchar mi voz interna la cual me lleva a muchos lugares llenos de colores. Y vuelo alto, con alas grandes y blancas. Siento que tengo la libertad dando giros, alejándome lo mas lejos de la tierra corrupta, en donde mi libertad se ve sacudida y el tóxico daña mis pulmones cada vez que respiro una bocanada de aire. Las mismas escorias me sonríen cada día llenándome de mugre y suciedad. Acá en el aire estoy feliz, puedo volar. Siento la frialdad de un aire limpio que me llena de vida y me transporta a lo mas puro.

IMG_1662

Pero no es así. Tu me quitaste esa realidad y me convertiste en lo que soy hoy. Mis alas no son blancas. Son negras como las cenizas. Pasaron por fuego y cuando este apagó quedaron así. Son bellas, me gustan. Demuestran mi aterrizaje forzoso. Y como me levante de esos escombros que yo misma provoque. 

Camino y los veo. Tan alegres y tan hipócritas. Llenos de odio en su interior. Y si, aquí estoy yo. Y ese es mi trabajo. Sacarles esa mascara. Atormentarlos y mostrarles la realidad con fuerza, con dolor y con lágrimas. Llevándolos lejos a una agonía, que en mi interior se jacta y se llena de satisfacción. Suena duro, malo y tóxico.

Llevo en mi sonrisa la benevolencia que te gusta y te atrae. Que te lleva lejos. Te pierdes en mi mirada. Y cuando ya te tengo en mis manos no te dejaré escapar. Me encanta ver como te esmeras y te caes. Asi aprenderás lo real que es la vida y lo duro que te puede dar.

IMG_1664

Te traigo la realidad y te golpeo con lo mas duro que pueda. Ese es mi regalo. Aprende que siempre estaré aquí para cuando te pierdas y yo te enseñare el camino de vuelta, trata de hacerme creer que eres digno de estar conmigo. Lo cual dudo. Todos mueren en el intento. Aun así te doy muchas oportunidades y lo bueno es que soy paciente y puedo esperar y con un poco de calma y perseverancia te volveré a golpear hasta verte en el piso en donde tienes que estar.

Grenthen M. Irizarry

(Imágenes tomadas de google)

writings

Intermedio

Eran las 5 am. Después de hacer ejercicio. Voy como siempre corriendo por la vereda de camino a mi casa. El aire esta denso, frío. Mientras lo inhalo, noto que es pesado y me cuesta respirar y siento una fuerte brisa que golpea todo mi cuerpo. Sentí como que se desprendía algo de mi. Pero seguí mi rumbo, sin mas distracciones. Al llegar a mi casa sentía todo diferente. Podía sentir las palpitaciones que hacia el reloj cuando se movían las manecillas. Parece como si estuviera antes que el tiempo. Escuchaba como caían la gotas del lavamanos estando parada en el porche de mi hogar. A lo lejos escuche una voz que me dijo, hola. ¿En que la puedo ayudar? Aturdida, me le quedo mirando fijamente. Era un hombre alto de unos treinta y tantos. Mirada profunda y atractivo. Sin palabras miro bien y estoy en la casa del lado. Me sentí abochornada por el despiste y le dije que disculpara mi intromisión que me había equivocado de casa y la mía era la izquierda. Me sonríe y me dice. ¿Se acaba de mudar? hace años que no vive nadie allí. Abrí los ojos bien grandes. Mi corazón empezó a latir fuertemente salí corriendo dejando la conversación a medias. Me dirigí hacia la que creí que era mi casa y no parecía que era mi hogar. Huí de allí. Corrí velozmente por las aceras. Estaba segura que era el lugar correcto. No me había equivocado. Corrí y seguí por la vereda y recordé el golpe de aire. Que fue lo mas raro que me había pasado esa mañana. Llegue al lugar. Y una niebla grande se atravesó en mi camino.  Corrí hacia ella sin importar que no veía nada. Simplemente me adentre a la densa y fría oscuridad que me rodeaba. Me detuve. Sentí que algo me respiraba cerca de mis oídos. Se movía atreves del aire. Y se contoneaba como si se moviera al compás de una música insonora. No podía definir su silueta. Estaba atenta. No sentía miedo pero tenia curiosidad. Sentí su aliento en frente de mi, era frío. Escuche un susurro. Me hablo. Y dijo sígueme. Seguí la silueta que se iba alejando de mi y corrí detrás de ella tratando que no se me escapara. Todo se veía gris por la densa niebla No podía distinguir las casas, ni las aceras. No veía personas. Era como si fuera un mundo vació. Donde la silueta era lo único que estaba con vida en ese lugar.

Me detuve. Mire mi reloj, ya no sentía la palpitación. Se había detenido. No marcaba hora. Sus manecillas señalaban las 12. Se había dañado. Le daba golpecitos en el cristal.

En mi distracción, alce mis ojos. descubrí que me miraba fijamente. Sus ojos penetrantes me causaron temor. Y un fuerte golpe me tumba hacia el suelo.

Me levante rápidamente y la niebla se había disipado. Un rayo de sol acariciaba mi piel. Escuchaba las risas de los niños al pasar corriendo por mi lado y las bocinas de los carros a lo lejos. Y seguí mi camino hacia mi casa. Llegue a mi hogar y revise sus alrededores. Estaba segura de que era mi casa. Introduje la llave y entre. Si, estaba allí. En mi casa. Lo que no se es. ¿En donde estaba antes?

Grenthen M. Iizarry